menu

HISTORIA

NOSOTROS

Coppens en una empresa marplatense que nació en el año 1968 de la mano de sus dos fundadores, Héctor Americo Pinciroli y Edmundo Coppens en un taller de la calle Catamarca esquina Avellaneda.

Allí se comenzó a trabajar sobre una idea: el diseño un calefactor a kerosene que pudiera, de forma eficiente llegar a los hogares de los argentinos, con una característica única y exclusiva, la salida orientable de gases. Ésta permitía una instalación mucho más fácil y versátil ya que ocupaba menos espacio y podía colocarse en lugares donde a otros calefactores les era imposible. Es así, que con una fabricación artesanal en aquel taller de la calle Catamarca, se logra un producto único, y se incorpora por primera vez, una plancha de fundición para lograr por más tiempo la retención del calor. Se empieza así a reemplazar en los hogares la calefacción por zalamandra o la cocina económica tan popular en la época por la calefacción a combustible líquido.

La idea de un calefactor con salida orientable se convirtió en una realidad, y los equipos comenzaron a entrar en la etapa de producción, al tiempo que Coppens, como marca, se iba instalando en el mercado de la calefacción en la Argentina afianzándose año a año.

Apostando al crecimiento continuo, el taller abandona su espacio de la calle Catamarca y se instala en un predio de mayores dimensiones sobre la Avenida Champagnat, zona neurálgica industrial de la ciudad, donde se da un salto cualitativo al sistematizar procesos productivos.

Pasan los años, las ventas aumentan, se adquiere nueva tecnología y se comienza a sumar personal calificado, Coppens estaba creciendo y, nuevamente, el espacio quedaba chico. Es así como, luego de numerosas gestiones y una gran expectativa, ingresamos en el Parque Industrial General Savio, dando el paso más importante de la empresa cualitativa y cuantitativamente, definiendo así su visión, ser una empresa en continuo y constante crecimiento que, a través de la innovación y aplicación de tecnología, fabrica equipos de diseño y calidad.

Hoy Coppens cuenta con una planta modelo de más de 12.000 mts2, emplea a más de 100 personas y adquiriere de forma constante y progresiva tecnología y nuevas herramientas que permiten el riguroso desarrollo de un producto más fuerte, más eficaz y de diseño amigable con todos los ambientes, siendo estos atributos el sello distintivo de la marca.

En el año 2015 se da un nuevo salto cualitativo certificando bajo la norma ISO 9001 nuestras áreas de producción, diseño, comercialización y servicio postventa de artefactos a gas y artefactos eléctricos.

Este año cumplimos 50 años, y para celebrarlo, volvemos a los orígenes lanzando al mercado una línea nueva de calefactores de tiraje concéntrico